Folge uns
iBookstore
Android app on Google Play
Gefällt mir
Ein Programm der Universität Leiden
Por qué no podrías esconder tu nave espacial en una nebulosa
16. April 2014

Esta nueva fotografía espacial revela una nube cósmica (o nebulosa) llamada Gum 41, que está hecha de hidrógeno, el gas más común del Universo.

En el centro de esta nebulosa hay una gran cantidad de jóvenes estrellas calientes, brillantes. Las estrellas están expulsando luz de alta energía que está provocando que el hidrógeno de los alrededores resplandezca con este vívido color escarlata.

Muchas de las fotografías astronómicas más famosas son de coloridas nebulosas, como ésta. En estas imágenes, las nubes parecen ser gruesas y brillantes, pero esto en realidad es engañoso.

Si un viajero espacial humano pudiera volar con una nave espacial a través de Gum 41, ¡probablemente ni siquiera se daría cuenta de que estaba en su interior! Estas nubes se extienden tan delgadamente que son demasiado débiles para ser vistas  de cerca por el ojo humano.

Estas nubes son como una niebla muy, muy delgada. Desde una distancia de unos pocos metros, la niebla parece como una pared nubosa en la que vas a entrar. Pero, a medida que te acercas, la niebla parece desaparecer, parece que siempre está justo fuera de alcance. ¡Y estas nubes son mucho menos espesas que la niebla!

Esto ayuda a explicar por qué esta gran y brillante nube no fue descubierta ¡hasta 1951!

Dato curioso

No siempre te creas lo que ves en televisión: “Star Trek”, “La Guerra de las Galaxias” y  “Galáctica, Estrella de Combate”, todas han mostrado naves espaciales escondiéndose dentro de espesas nebulosas gaseosas. Pero ahora ya lo sabes - ¡estas nubes no ofrecen ningún refugio para una nave espacial que intente permanecer escondida!

Share:

Bilder

Warum sich in einem Nebel kein Raumschiff verstecken lässt
Warum sich in einem Nebel kein Raumschiff verstecken lässt

Printer-friendly

PDF File
1,1 MB